+34 965 06 53 51
oruga procesionaria del pino

ORUGA PROCESIONARIA DEL PINO

30 septiembre, 2014 SEYMA - NOTICIA no comments

Oruga procesionaria del pino

oruga procesionaria del pino

El ciclo biológico de la oruga procesionaria comienza a finales de verano y dura todo el año. Durante el invierno las larvas suelen permanecer en el nido durante todo el día y salen por la noche a alimentarse de las hojas del pino en el que residen, excepto en las noches muy frías en las que también comen durante el día. Cuando termina el frío del invierno, disminuyen las lluvias… En septiembre, octubre y noviembre es cuando se debe realizar el control de esta plaga para que no provoquen daños a seres vivos.

Estas mariposas, que tienen una vida de 1 o 2 días y que suelen volar al atardecer, ponen sus huevos en las hojas de los pinos o cedros. Los huevos que las mariposas han puesto en el pino se abren a los pocos días y de ellos nacen las larvas (orugas) que aprovechan para alimentarse de sus hojas hasta que son capaces de desplazarse a otra zona en la que construirán sus nidos, conocidos como bolsones.

 

Los bolsones de oruga procesionaria construidos en las copas de los pinos son fácilmente reconocibles porque parecen grandes bolas de algodón.

 

No matan los pinos.
Durante décadas la batalla contra las procesionarias en los municipios y comarcas con grandes masas forestales se ha hecho año tras año con una gran inversión de dinero y se han llegado a utilizar métodos tan drásticos como disparar cartuchos de perdigones y postas con escopetas para abatir las bolsas más altas. Los métodos manuales, donde se podían realizar, eran cortar las ramas para después quemarlas en hogueras, lo que conlleva un evidente peligro de incendio. “Los responsables de la gestión forestal deberían tener en cuenta que dejar a la naturaleza seguir su curso es el método más efectivo”

 

No acercarse y no tocar
Los pelos brillantes de las larvas producen urticarias graves en la piel humana
Con las orugas hay que tener un especial cuidado. Producen unos pelillos brillantes, blancos, que son urticantes. “No hace falta tocar a la larva para que podamos tener problemas de ronchas, con solo pasar por un pinar infectado pueden caernos pelillos encima y aparecerán las ronchas”, dicen los especialistas, que indican que al contrario de lo que ocurre con otros tipos de toxicidad, el contacto reiterado no produce inmunidad, sino todo lo contrario. Cuanto más contacto se tiene más propensa se hace la persona a sufrir males más graves como dificultades respiratorias, llagas en ls mucosas y otras patologías.
Por este motivo los responsables forestales deben tener un especial cuidado en las zonas más frecuentadas por los ciudadanos, como las áreas recreativas, donde los especialistas sí creen que deben mantenerse las fumigaciones y las cortas manuales.

 

Ciclo y datos
Invierno: Las larvas, nacidas en el verano, pasan los meses fríos en sus bolsones situados en las ramas de los pinos, salen fundamentalmente de noche para alimentarse.
Primavera: Al final del invierno abandonan los pinos para formar procesiones que tienen como objetivo enterrarse para iniciar la fase de ?pupa’.
Verano: De la tierra salen las mariposas, que volarán hasta los pinos para poner los huevos. La mariposa es poco conocida porque solo vive 24 horas.
Bolsas: Están formadas por hilos sedosos en los que viven entre 100 y 200 larvas
Recuperación: Los pinares se recuperan cuando las procesionarias comprueban que están muy débiles y pasan unos años sin atacarles para que se recuperen

 

Nosotros podemos controlar esta plaga que puede herir a animales domésticos, niños pequeños o simplemente cualquier persona que toque esos finos filamentos. Pida información sin compromiso

About the author

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies